Noticias

Vehículos productivos a gas natural, tendencia ambiental en el mundo

El pasado 13 de diciembre, llegó por primera vez al Valle del Cauca, a través de Buenaventura, un vehículo productivo a gas natural que operará en las principales rutas de Colombia, con el cual se dará inicio a la prestación de transporte limpio en el país. 

 

El ingreso de este vehículo se da gracias a la alianza entre OPL (líder en logística y transporte), Surtigas (distribuidora de gas natural para Bolívar, Sucre y Córdoba) y GdO, Gases de Occidente (distribuidora de gas natural en el Suroccidente del país). 

 

Este vehículo productivo a gas natural tiene una capacidad de carga de 33 toneladas y entrará a etapa de alistamiento en la Zona Franca del Pacífico, donde posteriormente operará con empresas generadoras de carga del país, que basan su operación en vehículos que ayuden a la conservación del medio ambiente. 

 

La llegada de vehículos dedicados a GNV invita a las compañías generadoras de carga a unirse en una cruzada por la reducción de emisiones de CO2, al igual que al sector transportador, que registra las mayores emisiones contaminantes del país. Un tema altamente relevante para Colombia, por su compromiso y participación en el COP21.

 

Además del uso para transporte de carga, existen otro tipo de vehículos a gas natural que pueden ser utilizados, como compactadores para recolección de basuras, como los que funcionan actualmente en Medellín con 52 carros.

 

Uno de los valores agregados que se ofrecerá con el servicio de transporte limpio es la entrega de un certificado por la reducción en emisiones por lo viajes realizados para cada uno de los generadores de carga que se vinculen al proyecto.

 

Es importante destacar que los tracto camiones utilizan combustible limpio como es el gas natural vehicular, que logra reducciones de 70% en las emisiones de material particulado y 30% en las de dióxido de carbono (CO2) con relación a las de un vehículo diésel. Igualmente, los motores dedicados a gas natural son más silenciosos, reducen en un 40% el nivel de ruido, lo cual mejora las condiciones laborales para los conductores y disminuye la contaminación auditiva.

“En ciudades como Cartagena, la implementación de vehículos a GNV para el transporte masivo de pasajeros ha generado grandes beneficios ambientales como la reducción de los Óxidos Nitrosos en un 99% pasando de 13.000 a 1.800 toneladas y 73% de disminución del CO2, pasando de 13.000 a 3.400 toneladas, además los usuarios califican al sistema como seguro y silencioso” sostiene José María Vélez, Gerente Comercial de Surtigas.

 

En Colombia son más de 700 los vehículos dedicados a gas natural, principalmente para el transporte masivo de pasajeros, pero poco a poco con la ampliación de la oferta de diferentes marcas en el país, la cifra comienza a crecer por cuenta de los vehículos de transporte de carga.